Consejos De Un Goleador A Un Futuro Goleador

t051dh01.jpg

Fue una de las últimas imágenes capturadas en Fort Lauderdale. Un hombre ya maduro y un muchacho con todos los sueños riéndose juntos, a pasitos de la piscina, unidos por una misma obsesión: el arco rival. Martín Palermo y Lucas Pratto. El 9 que busca ser el máximo goleador en el profesionalismo en la historia de Boca. Y a su lado el 9 que gozó la primera pretemporada con los campeones de América.

Es una verdadera herencia del gol en azul y oro. “Lucas estaba en Cambaceres. Se lo recomendaron a mi hermano para llevarlo a una prueba a Boca. Estaba el profe Altieri de coordinador. Lo vieron, lo probaron y quedó”, cuenta Palermo. El chiquilín de sonrisa fresca escucha y se engancha: “Yo venía jugando en séptima y recién me habían subido a la primera. Un lunes vinieron y me dijeron que el martes no fuera a entrenarme porque tenía una prueba. Que iban a verme en Boca me enteré al otro día, en la autopista, un ratito antes de llegar al club. No lo podía creer”.

Esa tarde, el 17 de diciembre de 2004, no hizo goles Pratto, pero se movió por todo el frente de ataque y se retrasó con criterio. “No la metí, pero jugué bien”, recuerda él. Después, vino la pretemporada con la cuarta en Tandil y el segundo encuentro con Martín, quien también estaba bajo el mando de Jorge Benítez preparándose allí. “Nos habíamos visto una vez en la casa del hermano, unos minutitos”, apunta Lucas. “Claro, yo quería saludarlo, pero la verdad se me había despintado la cara. Entonces, le pregunté a Altieri y lo busqué”, rememora Martín.

Lucas escucha a mamá Daniela y también a su hermano Leandro, pero cuenta con un consejero famoso: “Hablamos seguido y le pregunto todo a Martín“.

-Lucas, ¿cuál fue el mejor consejo que te dio Palermo?

-Más que un consejo, es un ejemplo como persona, me mostró su humildad. No se sube al caballo. Es medio tímido, yo tampoco soy de hablar mucho.

Aporta Palermo: “Yo trato de acercarme a Lucas y a los otros chicos. Les hago bromas para que se liberen”.

-Martín, ¿qué análisis hacés de Lucas desde que llegó a Boca?

-Creo que ha crecido muchísimo. Es un cambio muy grande. Uno sabe lo que es estar en Cambaceres y el salto que significa pasar a Boca. Le vienen saliendo bien las cosas. Salió campeón, salió goleador de su división. Tuvo chances de jugar en reserva y le salió la posibilidad de venir a su primera pretemporada.

-¿Será Lucas el nuevo Palermo?

-Ojalá por él. Uno sabe lo que hay que luchar cuando se viene de muy abajo para llegar a un club como Boca. Que el día de mañana pueda triunfar sería una alegría enorme para él y para mí. Haberlo traído y que cumpla su sueño, me haría sentir orgulloso.

-¿Y vos, Lucas, con cuántos goles de los que hizo Palermo te conformarías?

-Mirá, si hago la mitad de los goles que metió Martín y algunos más, estoy hecho.

Diario Clarín

Besos

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s