“No Sirve Para Tachar, Pero Se Disfruta Mucho”

tapa25345345.jpg

El hombre que es capaz de romper todos los récords y de hacer de su vida una película de capítulos interminables, es el mismo que sigue haciendo goles de la manera menos pensada. Y encima se da el lujo de elegir a River como víctima: ya le marcó 11 goles. De media vuelta, desde mitad de cancha, en cámara lenta (como el día que volvió tras su lesión en la rodilla), colgado del travesaño… Así, de todas las formas posibles, Martín Palermo puso su sello personal en los superclásicos. Y el sábado a la noche hasta buscó complicarle la vida a Baldassi, con una jugada extraña que hoy no está escrita en la ley del juego actual, pero que sigue vigente. Y sí, el Loco no para de sorprender a propios y extraños. “Este gol no sirve para tachar, pero se disfruta mucho porque es un triunfo muy especial”, comentó Martín el día después, instalado en un Balneario 12 que lo tuvo de protagonista exclusivo.

Es cierto que este festejo de verano no suma para alcanzar el récord de Varallo (con 176, está a sólo cuatro), pero de ninguna manera pasó inadvertido. Porque aseguró el triunfo y porque fue, sobre todo, material de debate. Como aquel penal que metió con las dos piernas en abril del 99 ante Platense, que obligó a hacer una consulta a la FIFA para ver si había sido bien convalidado y terminó siendo una excepción al Reglamento; en este caso su cabezazo apoyándose en el travesaño también requirió una investigación.

En su momento, este tipo de jugada figuraba en la regla 12 del Reglamento, pero como el libro se redujo en un 30% en los textos, algunas situaciones quedaron establecidas y otras no. Y la de Martín no está, aunque sigue vigente. ¿Qué dice? Que si el árbitro interpreta que un jugador utiliza, se afirma o hace palanca en un elemento (en este caso el travesaño) para ganar altura o sostenerse en el aire, busca sacar ventaja. Por lo tanto es una incorrección. Y como tal, no sólo es tiro libre indirecto para el rival sino amonestación para el futbolista. Esto no implica que haya sido fácil para Baldassi actuar así y anular el gol. En realidad, la regla ya habla por sí sola de interpretación y la escena de Palermo, en ese sentido, es muy complicada de establecer, ya que el juez tiene que detectar si el jugador se apoya, cómo y en qué condiciones (para sacar ventaja o protegerse), todo en un instante.

Ajeno a eso, el Loco disfrutó como todo Boca de su gol y del 2-0. “Terminar así una pretemporada es el mejor inicio para lo que viene. Tenemos ganas de que empiecen el torneo y la Copa, porque el equipo está con la mentalidad de ganar y ganar”, tiró el 9, que marcó su primer gol en un año en el que apuesta a hacer varios que sí sirvan para tachar su countdown y seguir dejando su sello de goleador interminable.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s