Abrazo De Gol

1204506098_f.jpg

Lo palmea Palacio, le hace caricias en la cabeza Riquelme, se suman todos y cada uno de los jugadores de Boca a los besos. Antes, durante, y después de la conquista histórica. Porque Palermo fue, una vez más, hombre gol, y también es ahora hombre récord. Y festejó. Solito primero, exprimiendo la gola de cara a la popular, acompañado luego por los otros optimistas del gol, pero del suyo, ése tan ansiado número 180 que no se hizo esperar, tal como predijera durante la semana casi al unísono el plantel. Eso sí, ninguno de los cumpas del Loco acertó la forma en que convertiría. Dátolo se animó a tirar “con la cola”, la mayoría se la jugó por la obvia cabeza. Pero el máximo goleador de la historia de Boca marcó de penal. Aunque nadie se fije a esta altura en eso. “Se lo merece, si sigue así va a meter muchos más, yo no tengo dudas de eso”, lo piropeó Morel Rodríguez. Y su coterráneo Cáceres se sumó: “Estoy, más allá del triunfo, muy contento por el gol 180 de Martín. Lo venía persiguiendo hace mucho y al fin lo consiguió”, lo floreó el paraguayo.

Ischia, en tanto, quien había prometido regalarle “un abrazo”, terminó el día sin cumplir con su anticipo. “No lo abracé, pero lo saludé, es para felicitarlo”, habló del tema del día el entrenador. Casi todos, en realidad, hablaron de Palermo y su marca. “Es que es impresionante el récord que consiguió. Sólo él es capaz de algo así”, dijo Sebastián Battaglia.

Una cosa de Locos

Besos

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s