Caida Y A Pensar En El Miércoles

Apenas arrancado el partido, en la primera jugada de ataque de San Lorenzo, Boca recibió un baldazo de agua fría. Juan Carlos Menseguez picó al vacío persiguiendo un pelotazo, llegó primero que Mauricio Caranta, y tocó suave para poner el único gol del partido.

Iban apenas dos minutos de juego y Boca no podría recuperarse de ese gol, aunque intentó siempre ir al frente con pelota al piso. Eso hizo hasta el final del primer tiempo con el buen pie de Gracián, Ledesma, Cardozo y Vargas, que tuvieron dificultades para abastecer a Palermo y Boselli.

En el segundo tiempo, Ischia hizo ingresar a Rodrigo Palacio por Palermo y el equipo ganó en velocidad. Se adelantó en el campo de juego y empezó a apurar a San Lorenzo, que perdió el control que había mostrado en la primera mitad.

Boca llegó con profundidad pero no logró materializar esas aproximaciones en jugadas de riesgo para el arco de Agustín Orión. La mejor de la segunda etapa la tuvo Facundo Roncaglia, que reventó el palo con un cabezazo al piso.

Hasta el final, el Xeneize buscó y buscó, con San Lorenzo esperando en su campo para salir de contra. Los minutos pasaron y llegó el pitazo final. El equipo quedó a cuatro puntos de los líderes. Ahora, habrá que pensar en la Copa Libertadores. Se viene Cruzeiro.

El equipo ya quedó concentrado y lunes y martes entrenamiento a las 10 hs en Casa Amarilla. MIércoles partido contra Cruzeiro  a las 17:10 hs

Boca Juniors

Besos

Anuncios

Estamos En Octavos

Boca Juniors tenía la obligación de hacer cuatro goles para pasar a octavos de final de la Libertadores y no depender de ningún resultado. Pero el empate 1 a 1 entre Colo Colo y Atlas y la victoria de nuestro equipo ante Maracaibo por 3 a 0 bastaron para que el xeneize pase a octavos de final.

Desde el comienzo del partido Boca fue a buscar el primer gol y lo consiguió a los 9 minutos. Un buen centro de Riquelme para que Paletta abra el marcador y empiece la ilusión xeneize. Luego el defensor se retiró lesionado.

Diez minutos más tarde Dátolo, de gran partido, arma una muy buena jugada por izquierda, amaga ante la salida del arquero y pone el 2 a 0 para llevar algo de tranquilidad y seguir buscando más goles.

Luego del gol xeneize el equipo venezolano intentó ganar terreno y complicar a Caranta, pero fue muy tibio a la hora de atacar.

En la segunda parte nuestro equipo fue por el tercer gol. En los primeros cuatro minutos tuvo cuatro chances para marcar de la mano de Palacio pero se chocó con Henao.

Boca iba e iba, y de tanto ir a buscar el tercero tuvo su premio a los 29 minutos, cuando Palermo la toca para Riquelme y éste amaga y define ante la salida de Henao para poner el 3 a 0 definitivo.

Con el empate 1 a 1 entre Colo Colo y Atlas, Boca se ubicó segundo con diez puntos, al igual que el equipo chileno, pero nuestro equipo tuvo mejor diferencia de gol y cumplió con el objetivo de pasar a octavos de final de la Copa Libertadores.

Besos

Él Y Sus Locuras

El conjunto de Carlos Ischia ganó así después de dos empates seguidos como local y, de momento, se colocó a un punto del líder River Plate. Se planteó un partido muy cerado en cuyos primeros minutos no sólo no se había producido ninguna situacion de gol sino que ni se había conseguido un córner.

Ariel Zapata tomó en zona a Juan Román Riquelme, quien reguló sus energías y en ese primer tramo no tuvo demasiada participacuión en el juego, mientras que Cristian Chávez estacionado sobre la derecha fue la salida más clara y prolija para el equipo local.

Sin embargo, a Chávez le costaba juntarse con los delanteros porque Newell’s los tomó muy bien y en particular nunca le dio espacio a Rodrigo Palacio para que pudiera recibir con comodidad.

Hasta allí el esquema de los rosarinos funcionaba, pero de mitad de cancha en adelante ninguno de sus mediocampistas se hacía notar y los atacantes se quedaban completamente aislados.

La primera jugada importante tuvo lugar en el minuto 21, cuando el uruguayo Diego Scotti conectó de volea con zurda en el área y la pelota rebotó providencialmente en el cuerpo de Luis Ibáñez.

Boca mejoró cuando Riquelme tomó confianza y se encontró más seguido con el balón. Un tiro libre del propio Riquelme a los 26 produjo un rebote en el área chica y el paraguayo Julio César Cáceres remató desviado en la primera llegada xeneize.

De inmediato el colombiano Fabián Vargas puso un gran pase para Palacio, quien no logró controlar el esférico y permitió que ganara el paraguayo Justo Villar.

La acción combinada más destacada se elaboró a los 28 cuando Martín Palermo bajó un centro de Chávez, Palacio le hizo una devolución y el goleador remató de derecha desviado.

Después de que Pablo Lunati le perdonara a Juan Quiroga lo que debió ser expulsión por segunda amonestación a los 42, Riquelme exigió a Villar con un tiro libre cruzado desde la izquierda.

Newell’s estuvo a punto de empatar en el descuento porque Rolando Schiavi cabeceó un córner de Nicolás Cabrera e Ibáñez salvó en la línea con Pablo Migliore vencido.

La parte final comenzó con las mismas características, pero con Boca más decidido, aunque sin encontrar la fórmula para desequilibrar a la muy bien parada última línea de Newell’s.

El partido se abrió a los 10 minutos cuando Palermo le ganó por arriba a Schiavi (reclamó una infracción que no se observó), cabeceó defectuosamenete y Palacio quedó solo para definir por encima de Villar.

En desventaja Newell’s salió a buscar la ofensiva y aunque Neri Cardozo tuvo a los 17 la oportunidad de ampliar (perdió en el mano a mano con Villar) el equipo rosarino obligó a Boca a retroceder, se revitalizó con el ingreso de Damián Steinert y comenzó a prevalecer sobre los costados.

A los 23 faltó poco para un gol en contra de Jonatan Maidana y de inmediato Sebastián Battaglia cedió un córner en situación desesperada y a los 28 llegó el empate con un tiro libre de Saucedo que clavó la pelota en el ángulo superior derecho de Migliore.

En el último segmento el que marcó la diferencia fue Palacio, quien por fin encontró la medida para su pique, empezó a imponerse y ya no pudo ser contenido por los defensores rojinegros.

A los 35 el bahiense ganó por la derecha, colocó un centro largo que se cerró y tras el rebote en el palo opuesto Palermo, siempre en el lugar indicado, cabeceó y envió la pelota hacia la red.

Aunque Newell’s no se dio por vencido hasta el final, Boca lo contuvo con el control de pelota comandado por Riquelme y los piques de Palacio hasta consumar una victoria que vale tanto como costó.

Besos

Otro Empate

Desde el principio se notó que el partido iba a ser muy parejo y durísimo para los dos equipos. Arrancaron fríos, midiéndose mucho y prestándose la pelota con imprecisión, sin poder generar juego claro. La primera chance de Boca llegó recién a los 9 minutos con un disparo muy alto de Mauro Boselli.

En seguida, a los 17 y en su primera aproximación, Banfield logró ponerse en ventaja para la sorpresa de toda la Bombonera. Cvitanich desbordó por izquierda y tiró el pase atrás para Civelli, que cruzó el remate de zurda para el 1-0 parcial.

Hasta el final del primer tiempo Boca tuvo problemas para progresar en el campo de juego y apenas asustó al arquero Lucchetti con un remate de volea de Palermo que se fue por sobre el travesaño.

En la segunda mitad Ischia movió las piezas y el equipo ganó en posesión de la pelota. Ingresaron Battaglia y Gracián por Vargas y Castromán.

A los 14 minutos las ganas del equipo tuvieron su premio con el empate que puso el interminable Palermo. Alvaro González tiró un centro perfecto desde la derecha para que Martín cabeceara como sólo él puede hacerlo. Era el 1-1.

El gol le hizo bien a Boca pero también al partido. Banfield empezó a salir un poco más buscando el ataque y el xeneize siguió empujando con ganas para llevarse los 3 puntos.

Boca controló las acciones acorralando al Taladro hasta el pitazo final. Palermo tuvo otro buen cabezazo a la salida de un córner y Dátolo casi marca con una volea de zurda en el corazón del área. Los minutos pasaron pero el segundo gol no llegó.

La igualdad aleja al equipo de la lucha por la punta, pero ahora la mente déberá estar en el partido del martes, ante el Atlas de México, por la Copa Libertadores.

Besos

Felicidades Boca

dibujo.jpg

Como no llevarte en el alma si tus colores hacen latir mi corazón
Como no quererte si estas conmigo desde que nací
Como no ser de Boca, si la propia naturaleza tiene tus colores, cielo Azul y Amarillo el Sol
Como no enamorarme de vos, si despertás pasión, si sos humilde pero campeón, si te dan por perdedor y te vas vencedor.
Boca Juniors, sos un barrio, sos un pueblo, sos un mundo aparte imposible de comprender bajo otra lengua, como tener estadio si abarcas gente por todo el mundo, como tener frontera si tus colores flamean por cielo y Tierra.
Sos un fenómeno que late en la semana y explota cada Domingo en los miles de privilegiados que van a La Bombonera y consiguen seguirte a donde vas, es que esta pasión no es pasión, sentimiento es el de los demás, Boca es una forma de vida, una manera de ser, por la historia que abarcas, por lo grande que sos, por las batallas ganadas y las derrotas afrontadas, por el respeto que lográs, por el carisma de tu hinchada, por tu templo que hace temblar a los rivales, por tu entrega, por esa transpiración que humedece la camiseta y la pega al pecho junto al corazón, por las miles de hazañas, por enseñarnos que luchando se puede, por darme alegrías cuando estaba triste, por arrancarme una sonrisa frente a River, por tener orgullo, porque me demostraste que más allá de ganar está la vida en las tribunas, que por mas que se pierda vos te vas a levantar y la hinchada nunca paró de cantar, por demostrar que cuando te enojas sos una bestia imposible de parar, por despertar interés en el turismo mundial, por tener avión, por tener estos colores, por ser el único que se conoce Japón de memoria y que sabe avergonzar a los brasileños en sus tierras, porque nadie es más grande que vos porque no te importa quien se pare enfrente porque dejas la marca por donde juegues y porque sos mas grande del mundo.

Gracias por todo Boca!!!!

FELICES 103 AÑOS

Besos

“Tengo La Esperanza De Volver A Estar En La Selección”

264391-_-d81-_-na-_-cortada.jpg

El hombre que marcó 182 goles en Boca, convirtiéndose en el máximo goleador de la historia xeneise, se sentó en la mesa de 23 Minutos, frente al periodista Gerardo Rozín. Allí, habló sobre la redonda, aquella que Maradona dijo que no se mancha, las mujeres y el conjunto albiceleste que hoy dirige Alfio “Coco” Basile.

Apenas comenzado el reportaje, que se extendió por casi una hora, Martín Palermo, quien tuvo que firmar autógrafos y sacarse fotos con los fanáticos, contó que “la gente se acerca, es constante con el saludo, y es lindo convivir con eso, pero depende de la situación, dejando entrever que el público debe aprender a tolerar y tomar distancia en algunos momentos.

De esta forma, se dio pie para hablar sobre la pérdida de su hijo y la decisión de salir a jugar al domingo siguiente: Es lo más duro que me tocó afrontar en mi vida. Lo voy a tener presente siempre, porque la pérdida de un hijo no hay nada que te lo devuelva“.

Así, relató: “Salí a jugar porque lo sentí. Porque debía un reconocimiento a él, para que me viera de arriba dentro de una cancha, siendo feliz haciendo el gol. No sé si era el momento o no”.

Y, sobre el tema, concluyó:“El duelo lo sigo teniendo, pero me hace fuerte para superarme“.

Ahora, ya adentrado en el aspecto futbolístico, reconoció que el día que le tocó debutar en la primera de Estudiantes sintió que “es otra la presión. Antes lo disfrutaba más, en las divisiones inferiores, pero en el profesionalismo tenés que dejar cosas de lado“.

A su vez, admitió que cada domingo “me propongo hacer goles, y cuando pasan domingos sin hacerlos yo mismo me autopresiono”, aunque confió que la felicidad del tanto dura ese momento.

En relación a su llegada a Boca, club del cual es ídolo, dijo que costó meterse en el hincha, pero me ayudó un poquito un gol que le hago a River. Fue el empujoncito, pero después se dieron muchas cosas” que llevaron al reconocimiento “y no hay nada igual”.

Hoy, con 182 tantos, recordó que le gustó mucho el que le hizo a Independiente “desde mitad de cancha, (aunque) el emotivo fue el que le hice a River después de la lesión (día en el que lloró de alegría) y los dos al Real Madrid”, ya que “el gol es parte de mi vida y lo necesito”.

Para Palermo, la Selección
Sobre
el porqué no está en el conjunto que hoy dirige Alfio Basile, señaló que “quizás el momento en el que mejor estaba fui convocado y estuve en la Copa América, en el primer proceso con (Marcelo) Bielsa, pero no sé si me marcaron o no los tres penales errados” frente a Colombia
.

Igual, remarcó que estando y conociéndolo al ‘Coco’ (…) tengo la esperanza de volver a estar en la Selección“.

Palermo, goleador y ¿ganador?
El mito dice que billetera mata galán, pero hay que saber que goleador mata billetera. En base a este razonamiento, resaltamos la declaración de Palermo, quien indicó: A veces, te adjudican más de lo que es. Hoy estoy solo, me separé hace más de 7 meses y si está la posibilidad de conocer a alguien voy”.

Pero admitió: Más vale que se te acercan miles de oportunidades por quien es uno“.

C5N

Besos